jueves, octubre 18, 2007

ABRIL





















Ser mujer duele...duele
Duele en cada mes de luna
Duele cuando se abren los muslos de placer
Duele en los pechos que florecen y dan vida
Duele en el miedo

Ser mujer duele...duele
Duele en el vientre que sangra
Duele en el músculo que expulsa
Duele en el grito liberador

Ser mujer duele...duele
Duele en la fantasía agotada
Duele en el deseo que revienta
Duele en la despedida inevitable
Duele en la renovada ilusión

Ser mujer duele...
y ese dolor nos guía Sofía, a lo esencial
a lo más puro y simple
a medir la vida con la muerte y salir airosa

Carmen Elena Ochoa